Perro juguete kong

Los juguetes KONG son uno de los mejores para nuestros perros, por que les entretienen, les calman su ansiedad y los relajan, además de ser una manera muchísimo más divertida y desafiante de entregar alimento o premios.

Ocurre en algunos casos que los perros los utilizan algunos días y luego se aburren, o incluso los dejan rellenos de comida o premios sin tocar!

¿Cómo evitamos que esto suceda? ¿Qué podemos hacer para que nuestro perro se divierta con el KONG y lo utilice?

Aquí te lo contamos paso a paso:

1.- Enséñale a tu perro a utilizar el KONG:

La primera vez que ofrezcas el Kong a tu perro, rellénalo de lo que más le guste y hasta que el alimento o premios se caigan casi solos. Así tu perro comprende que al moverlo y morderlo salen las delicias y se motiva a usarlo. Ofrécelo en un momento en que tu perro tenga hambre, para aumentar su interés.

Repite el proceso unos cuantos días y de a poco ve llenándolo menos, un poco más apretado, comienza a sellar el KONG con algún alimento en pasta o húmedo, o incluso congelarlo, en caso de perros expertos. Todo esto paulatinamente, para que el perro no pierda su motivación ni se frustre por no poder resolver y sacar los premios.


2.- Rellena el juguete con diferentes alimentos y premios:

Cuando rellenamos el KONG solamente con el alimento habitual del perro, suelen perder el interés, no hay novedad. Si ponemos algo muy delicioso en la parte más angosta del juguete, el perro tendrá la motivación para llegar hasta ese punto y lograr la máxima recompensa.

Puede ser cualquier alimento: un trozo de carne o pollo, salchicha, el premio favorito, lo que sea que haga que tu perro se vuelva loco. 

3.- No utilizarlo sólo cuando el perro va a quedar solo:

Los perros son especialistas en asociar situaciones y comportamientos de sus humanos.

Si solamente le ofrecemos el KONG antes de irnos de casa y dejarlo solo, el perro no solamente no le hará caso, si no que además comenzará a asociarlo: cuando vea que estamos preparando el juguete, sabrá que nos preparamos para irnos, lo que puede provocar ansiedad.

Lo más adecuado es usarlo en diferentes ocasiones: a veces al desayuno, a veces cuando va a quedar solo, en ocasiones en las noches, en su jaula de transporte, lo que se les ocurra!

4.- No lo resuelvas tu!

Al terminar se sacar la comida y dejar vacío su KONG, el perro se sentirá como un héroe!

Estará satisfecho, se sentirá seguro de si mismo, motivado y con la pancita llena de cosas ricas. 

Si le ayudas a resolverlo, como sacando tu el alimento, o retirando el KONG porque "no, ya no pudo sacar todo", esta sensación desaparece, y tu perro quedará confundido o frustrado. 

Permítele demorarse, explorar, dar vueltas, que te mire, etc. Si le presentaste el juguete de manera correcta (como te explicamos en el punto 1), el sabrá resolverlo, no lo subestimes, anímale con un "muy bien" cuando muerda el juguete, o lo mueva.

5.- Rellénalo cuando no te vea:

Si tu perro te observa mientras rellenas el KONG o mientras lo buscas para hacerlo, el perro se pondrá nervioso, tratará de reducir el tiempo para que se lo entregues y se desconcentrará de la tarea. Lo óptimo es que el momento del KONG sea para relajarse, estar concentrado en si mismo y bajar las "revoluciones", no para aumentarlas!

Para evitar este problema, guarda el KONG cerca de donde lo vas a rellenar, y que sea una sorpresa fantástica para tu perro verte llegar con el juguete.

Ya estás listo para regalar un KONG a tu perro!

 

Liquid error (sections/article-template.liquid line 26): The format option 'month_date_year' is not a supported format. por

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser probados antes de ser publicados